¿Cómo le dices a un niño que una mascota ha muerto?

Decirle a su hijo que su mascota ha muerto es un evento que los padres temen. ¿Que sigue? ¿Cómo puede ayudar a su hijo a lidiar con el duelo? Nuestras respuestas.

Charlie el conejo, Abricot el hámster, Saphir el gato o Ulysse el perro acaban de morir. Este es un evento complicado para los niños, independientemente de la mascota. La pérdida de su amiga, su confidente, es una noticia brutal para que los padres la anuncien.

La desaparición de una mascota es un momento especial para el niño, ya que suele ser la primera vez que se enfrenta a la muerte de un ser querido. Le costaba imaginarlo. ¿Cómo encuentras palabras que tranquilicen sin negar la realidad de esta muerte?

¿Cómo contar y explicar a un niño la muerte de su mascota?

Decir la verdad en términos simples

Es importante decirle a su hijo la verdad en términos simples, sin entrar en detalles sucios. Use palabras específicas que respondan a sus preguntas. Dile que su mascota está muerta, que no lo volverá a ver, que no puede jugar con él, abrazarlo, hablarle.

Sobre todo, no le mientas ni niegues la realidad de la desaparición, porque tu hijo descubrirá rápidamente que su mascota se ha ido. Él podría molestarte más tarde.

En su podcast Bring the Worst to Children, Caroline Goldman, psicóloga de niños y adolescentes, recomienda dar la noticia del fallecimiento de un ser querido con una dulce sonrisa que tendrá un efecto calmante en el niño. «Si mamá y papá sonríen, es porque no pasó nada grave.«.

Qué decirle al niño según las circunstancias de la muerte:

  • En caso de muerte natural:

Explíquele a su hijo que su mascota murió, que estaba viejo y que su corazón se detuvo. Puedes hablarle del ciclo de la vida, que la muerte es un proceso natural. También puede mencionar que las mascotas viven vidas más cortas que los humanos. Asegúrele que pasaron buenos momentos juntos y que su amigo tuvo una buena vida.

  • En caso de enfermedad:

Dile a tu hijo que su perro o gato estaba enfermo y que ya no siente dolor, que es un alivio, una liberación.

  • En un accidente:

El niño querrá averiguar las circunstancias de la muerte, explicarle las conexiones. Si quiere saber, dile dónde fue encontrado el cuerpo de su fiel compañero y quién lo descubrió.

  • Para la eutanasia:

Es importante explicarle que el propósito de esta operación es aliviar al animal enfermo de su sufrimiento. Tranquilícelo explicándole que el líquido que le inyectará el veterinario detendrá el corazón de su querido amigo pero que no sentirá nada. Dependiendo de la edad del niño, puede estar presente en la eutanasia si así lo desea.

Elige el momento adecuado

Enséñele a su hijo las noticias en el momento apropiado, cálmese cuando esté disponible y prepárese para prestar atención. No lo interrumpas en su juego.

Expresiones que no se deben usar

Ciertas palabras o frases para prohibir al compartir el mensaje con su hijo:

  • se durmió / está durmiendo
  • él fue

El niño puede pensar que su familiar está a punto de despertar o está esperando su regreso. También puede tener miedo de irse a dormir por miedo a morir él mismo.

Ciertas expresiones pueden hacerle creer que el animal se fue porque lo cuidó mal o que se equivocó. Entonces su hijo se sentirá culpable.

¿Cómo puede ayudar a su hijo a lidiar con el duelo?

Anima a tu hijo a expresar sus sentimientos.

La desaparición de la mascota es un momento muy doloroso para el niño. Es importante que pueda expresar su dolor, lo que siente. Puede estar habitado por la tristeza, la ira, la culpa, una sensación de abandono. No minimices su dolor, tómatelo en serio, incluso por la desaparición de su pez dorado.

La muerte de su compañero puede generar preguntas sobre la muerte u otros temas, tómese el tiempo para responderle. Esta también será una oportunidad para calmarlo al explicarle que él no es responsable de su muerte.

planear una ceremonia

Para ayudar a su hijo a pasar el duelo, ofrezca una ceremonia de despedida. Puedes enterrar un artículo de su amigo en el jardín, tendrá un lugar para reunirse si quiere.

También puede ofrecerle a su hijo que le escriba una nota de suicidio o que haga un dibujo del animal fallecido. También puedes enmarcar una foto del perro o gato que instalarás, por ejemplo, en su habitación. Cuando siente la necesidad (cuando siente la necesidad), puede recuperarse ante ella.

Este momento de despedida es también una oportunidad para conversar, hacer recuerdos, rendir homenaje y seguir en contacto con tu querida mascota.

Observar un período de duelo antes de posiblemente adoptar otro animal.

Este tiempo de duelo será también el momento en que el niño aprenda que su animal es un ser único, que no es intercambiable, no reemplazable. Aprenderá que otro animal no reemplazará a su familiar desaparecido. Así que asegúrese de que no se olvide de su fiel compañero adoptando otro cachorro, gatito o tortuga demasiado rápido. Es necesario un período de luto de 2 a 3 meses.

No hace falta decir que el tiempo que lleva experimentar este duelo es específico para cada niño. Algunos necesitan más tiempo que otros. Habla con él al respecto. Pero si tu descendencia no quiere adoptar un nuevo animal, respeta su elección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *