Consejos para un acuario de bajo mantenimiento

Los acuarios se han ganado la reputación de ser trampas mortales para peces oscuras y cubiertas de algas. Desafortunadamente, muchos adoptan vidas ocupadas, la novedad del nuevo animal se desvanece con el tiempo y el mantenimiento del acuario se convierte en una tarea doméstica descuidada.

Sin embargo, si planifica con anticipación, puede configurar su acuario para que solo necesite unos minutos de atención por semana (o incluso cada dos semanas). (Por supuesto, más la comida diaria. Pero si no puedes con eso, deberías prescindir del pescado).

Un plan simple y poco exigente para propietarios de peces ocupados

Esta guía está destinada a aquellos que tienen una agenda apretada y no están interesados ​​en los detalles del funcionamiento interno de la química del acuario y los ecosistemas acuáticos. Este no es un plan sin mantenimiento, es un plan de bajo mantenimiento, lo que significa el menor mantenimiento posible para que pueda tener un acuario limpio con peces felices y saludables.

cosas para evitar

No sobrecargues tu tanque. La regla de «una pulgada de pescado por cuarto» está bien, pero si desea un bajo mantenimiento, mantenga menos pescado. Menos pescado significa menos desperdicio, lo que por supuesto reduce el esfuerzo de limpieza.

Evite comer en exceso. La sobrealimentación no solo produce más desechos para tus peces, sino que los restos de comida obstruirán el agua, haciéndola tóxica e incómoda para tus amigos submarinos. La sobrealimentación también puede enfermar a los peces, y el costo de enterrar peces es astronómico en estos días.

¡Evita los peces dorados! Los peces dorados son los cerdos del mundo de los acuarios. Tienen un metabolismo muy alto, producen muchos desechos y son naturalmente enormes. Los peces dorados deberían ser idealmente de diez litros cada uno.. Hay muchos peces más interesantes y de menos mantenimiento que podrían funcionar con esos diez litros. Si realmente quieres tener peces dorados, solo presta atención a lo que realmente estás obteniendo y dales un hábitat adecuado.

No tome un tanque pequeño. Los tanques grandes son en realidad mucho más fáciles de mantener que los pequeños. El mayor volumen de agua significa que la química y la temperatura del agua permanecen más estables y el tanque funciona más fácilmente como un mini ecosistema con la capacidad de autolimpieza.

Planificación y mantenimiento de un acuario de bajo mantenimiento.

Al planificar su tanque, hay algunas cosas a considerar:

  • Coloca el acuario lejos de la luz solar directa reducir el crecimiento de algas.
  • Añade un comedor de algas. Los comedores de algas siameses, los plecos y algunas especies de bagres comen algas, pero ten cuidado con lo que eliges, ya que algunos son selectivos con los tipos de algas que comen. Siempre investigue un poco o pregunte al personal de una tienda de acuarios de buena reputación antes de comprar su pez. Tenga cuidado, algunas especies de Plecos crecen mucho y requieren un acuario más grande (o se intercambian en la tienda). Recuerda también que el comedor de algas también produce residuos y debes tener esto en cuenta a la hora de decidir cuántos peces poner en tu acuario.
  • subpoblación de su acuario. Como dijimos antes, menos pescado significa menos desperdicio. Investigue el pez que le interesa, encuentre el tamaño máximo absoluto de cada pez adulto y siga la regla de pulgada por litro. Luego, cuando haya sumado el total, deje algunos litros adicionales.
  • Sobrefiltre su acuario. Después de examinar su pez, compre su filtro. Observe el flujo del filtro mientras compra; En general, desea un filtro que pase toda el agua de su acuario al menos cuatro veces por hora, pero para un bajo mantenimiento, elija un filtro que esté clasificado para un acuario mucho más grande que el suyo. Por ejemplo, tengo un tanque de 46 litros que funciona con un filtro de 45-70 litros. El filtro tiene una capacidad de caudal de 340 litros por hora, lo que significa que filtra toda el agua de este depósito unas siete veces por hora.
  • Consigue un tanque grande. Esto ya ha sido mencionado pero necesita ser repetido. El agua en un tanque grande es más estable y fácil de mantener. Los cambios de agua del 10 al 20 % cada una o dos semanas pueden cubrir todo su mantenimiento y puede lograrlo fácilmente usando agua de acuario para sus plantas de interior (vea el siguiente punto).
  • Realice cambios parciales de agua regulares. Una vez a la semana o cada dos semanas, limpie la grava con una aspiradora de grava o algún tipo de sifón y drene alrededor del 10-20 % del agua del tanque. No hay necesidad de ser demasiado minucioso con la grava, siempre y cuando se haga con regularidad. Si puedes encargarte de este pequeño mantenimiento, tu tanque permanecerá en buenas condiciones indefinidamente sin necesidad de una limpieza mayor.
  • Si tienes plantas de interior, usa agua de pescado para ellas. (¡convierte tu hogar en un ecosistema!). A las plantas les encantará y, dado que en algún momento necesitarás agregar agua al tanque, naturalmente querrás hacer cambios de agua pequeños y frecuentes que sean mejores para los peces y más fáciles para ti que una gran limpieza ocasional. .

¿Qué pasa con las plantas y los caracoles?

Las plantas vivas pueden ayudar a mantener limpio su acuario, pero si su objetivo es un mantenimiento mínimo, Evítales.

Un acuario plantado es excelente para la salud de sus peces, ya que las plantas consumirán los desechos que ayudarán a filtrar y equilibrar el agua de forma natural. También utilizan dióxido de carbono y proporcionan oxígeno a sus peces. Es tentador pensar que las plantas son la clave para construir un miniecosistema completamente autosuficiente y libre de mantenimiento.

problemas con las plantas

Sin embargo, las plantas necesitan su propio mantenimiento y cuidado, y crear un miniecosistema es un acto de equilibrio delicado que requiere un buen conocimiento de todos los componentes y variables involucradas:

  • Muchas plantas acuáticas crecen con entusiasmo en las condiciones adecuadas y pueden crecer sin control si no se controlan.
  • La materia vegetal muerta puede acumularse y alterar la química del agua y el microbioma del tanque.
  • Las plantas también necesitan suficiente luz y nutrientes para prosperar. Estas son las mismas condiciones que fomentan el crecimiento de algas, y si no tiene cuidado, pronto se encontrará mirando una pared de algas verdes con pesar.

Si quiere probar y mantener plantas resistentes y que no requieran ningún esfuerzo adicional, intente comenzar con un helecho java o pregunte a su pescadero local qué tipo de plantas tienen que sean adecuadas para un estanque de bajo mantenimiento. .

¿Y los caracoles?

Los caracoles son otra opción para el control de algas, pero no son ideales. Muchos tipos de caracoles son asexuales y pueden apoderarse de tu tanque antes de que te des cuenta. Puede comprar un caracol, pero eventualmente cientos, si no miles, se apoderarán de su acuario. Sin embargo, algunas especies, como los caracoles manzana o los caracoles misteriosos, requieren una pareja para reproducirse, por lo que puedes tener uno sin temor a una invasión.

Advertencia : Algunas especies de peces, como las lochas payaso y los cíclidos, comen caracoles, así que asegúrate de conocer bien a tus peces antes de agregar caracoles a tu tanque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *