Ninfas



Las ninfas son unas bellas aves del orden de los psitácidos que pertenecen a la familia de las cacatúas, si bien son bastante más pequeñas, aunque no tanto como los agapornis. Son originarias de Australia, donde se las puede hallar en todo el territorio. En el artículo hallarás información realmente útil en el momento de decidir si adoptar una ninfa como mascota.  Las ninfas o bien carolinas se identifican por tener una cresta, como las cacatúa, mas su tamaño es mucho menor y no superan los treinta y cinco cm desde la cabeza hasta la cola. De esta longitud, prácticamente la mitad corresponde únicamente a las largas plumas de la cola. Su color original es gris, con crestas amarillas y unas máculas naranjas en las “mejillas” y la cabeza, que acostumbran a tener un color más vivo en los machos. Mas al criarlas en cautividad se han logrado otras coloraciones, como cobre, ágatas, perladas, pintos de verde, canela e inclusive lutinas o bien albinas.

Es esencial habituarlas al contacto con las personas desde pequeñísimas si deseas tener una ninfa obediente, exactamente igual que se hace con los agapornis. En general, estas aves gozan de compartir cierto tiempo con las personas y se apegan bastante a sus dueños, si bien a ciertas no les agrada que las cojas con las manos. Los machos pueden cantar y aprender a imitar varias palabras, mas son mucho mejores imitando sonidos, como armonías, sirenas, “ringtones” o bien el canto de otras aves. Las hembras vocalizan mucho menos mas acostumbran a ser asimismo más cariñosas.

Si bien no son tan exigentes como sus primos mayores, las ninfas precisan una jaula grande para pájaros, con espacio suficiente para escalar y poner varios accesorios para ninfas. Ciertos juguetes, perchas, espéculos y otros objetos, les servirán para entretenerse mientras que sus dueños no están en casa. No se aconseja entremezclarlas con otras especies, puesto que son tan apacibles que pueden resultar atacadas por otras aves más extravertidas.

Las ninfas son aves inteligentes, de carácter afable y prácticamente no presentan inconvenientes de comportamiento. Se amoldan sencillamente a la vida en familia y aprenden a interaccionar y comunicarse con las personas que aman. Su esperanza de vida está ambiente a los quince años, mas con mucho cariño y una buena dieta a base de comida para ninfas pueden llegar a vivir más de veinte años. Si has decidido adoptar una de estas simpáticas aves, asegúrate de dedicarle tiempo a su adiestramiento y conseguirás una mascota entretenida, mentalmente activa, sana y feliz.

Aves que quizás puedan ser de tu interés:

 * Agapornis roseicollis
 * Agapornis Personata
 * Ninfas
 * Guacamayo Azul

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *