pajaro canario

Pajaro Canario

El pájaro canario silvestre ​ es una especie de ave paseriforme de la familia de los fringílidos. Pese a su nombre tanto común como científico es autóctono de múltiples archipiélagos de la Macaronesia: las islas Canarias, Azores y Madeira.
Su pariente más cercano es verdecillo europeo. El pájaro canario se considera, conforme una ley del Gobierno de Canarias, el símbolo natural del archipiélago canario.​ Su hábitat natural se sitúa en áreas semi-abiertas, como huertos y arboledas.

Como es el pájaro canario

El canario silvestre es de colores parduzcos en la parte superior y amarillo verdoso en la cara y partes inferiores.Es más grande y tiene menos contraste que otros pájaros de la misma familia, como el verdecillo, y su plumaje es más gris y marrón.
El pájaro canario llega hasta los 13 cm de longitud y su esperanza de vida en estado salvaje acostumbra a ser de entre 5 y diez años, a lo sumo, sin embargo, en pájaros domésticos esta esperanza aumenta.
pajaro canario
Aunque los canarios silvestres son de tonos apagados, desde hace unos años se han cruzado selectivamente esta especie en cautividad, dando origen a los colores vivos conocidos en nuestros días (blanco, naranja, cobre, amarillo, etcétera) presentes en los pájaros canarios familiares.
De hecho, el canario colorado fue el primer animal creado a través de selección genética,​ introduciendo los tonos colorados en el plumaje a través de el cruce con el cardenalito.

Que come el pájaro canario

El pájaro canario se alimenta en el suelo o bien entre la vegetación baja, generalmente lo hace en bandadas. Su dieta se compone eminentemente de semillas, tales como las de las malas yerbas, las de poáceas y frutos. Asimismo se nutre de otras partes vegetales y de pequeños insectos.

Este tipo de pajarillo es un ave gregaria que con frecuencia anida en grupos, con cada pareja defendiendo un territorio pequeño. El nido es en forma de cuenco, y lo edifican sobre un árbol o arbusto a una altura superior siempre lo mas alto que pueden hacerlo, a unos 3 a 4 metros.

El nido del canario suele estar bien oculto entre las hojas, de manera frecuente en el extremo de una rama. Está hecho de fibras vegetales, yerba, musgo y otros materiales de plantas, y forrado con materiales suaves, como pelos y plumas.

Los huevos son depositados entre enero y julio en las islas Canarias, de marzo a junio con un pico de abril y mayo en Madeira, y de marzo a julio con un pico de mayo y junio en las Azores.

Los huevos de este pajarito son de color azul pálido o bien azul-verde con manchas violeta o rojizo concentradas en el extremo. Cada nidada contiene de 2 a 5 huevos, logrando generar de manera exitosa un promedio de 2 a 3 crías al año.

Los huevos del canario se incuban entre 13 y 14 días y los polluelos abandonan el nido a partir de los 14 días.

Que es la canaricultura en España

La canaricultura es la rama de la avicultura que se encarga de la cría y métodos de crianza del canario doméstico.
Por extensión, la crianza de otras aves de jaula del orden de los passeriformes (como, por poner un ejemplo, el diamante mandarín, el ruiseñor del el país nipón o el jilguero parva), se consideran una parte de la canaricultura.
canario

Dentro de la canaricultura, hay que asignarle un papel predominante al canario silvestre. Este es una pequeña ave del orden de los passeriformes y de la familia de los fringílidos, propio de los archipiélagos atlánticos de las Islas Canarias, las Azores y las Madeira.

El tamaño de canario doméstico cambia conforme los estándares de las diferentes razas, siendo de una longitud mínima de 11 cm y la máxima de 25 cm.

En estado silvestre el pájaro canario, presenta un plumaje de color amarillo verdoso, aunque las diversas variedades domésticas muestran una gama cromática considerablemente más amplia viéndose ejemplares blancos, crema, amarillo pálido, amarillo pajizo, amarillo oro (dorado), naranja, rojo, rosado, damasco, verde, pardo, gris, etc. presentes en los canarios domésticos.

La cría del canario

En general, la cría de esta ave se lleva adelante en el hemisferio sur entre fines de agosto y mediados de enero y en el hemisferio norte desde mediados de marzo a mediados de julio.

El primer trabajo del canaricultor consiste en elegir aquellos ejemplares de pájaro canario que desea cruzar, teniendo presente, esencialmente, dos parámetros: edad y estado de salud del pájaro.

En general, se estima que los pichones están aptos para el apareamiento a partir de los siete meses de vida, variando la finalización de su vida reproductiva conforme con el sexo: las hembras se consideran útiles para el servicio hasta los 4 años, al paso que los machos hasta los 6.

El estado de salud del canario se controla a través del color de sus deposiciones, debiendo ser de un negro nítido la materia fecal, y de un blanco hueso el orín (una vez seco).

Ya elegida la pareja de canarios, con edades y estado de salud acorde, empieza la labor del emparejamiento entre los ejemplares elegidos.

Esta se efectúa los últimos días de invierno, iniciándose con la colocación de la hembra sola en una jaula de cría; tras unos días, se divide con una rejilla la jaula y se coloca el macho separado de la hembra; es en ese momento cuando a la hembra se le da una base de nido y material para que lleve adelante la construcción del mismo (hilo, plumas, pequeñas ramas, pelambre de animales).

En pocas jornadas, el macho comenzará a cantar de manera estridente; ese es el instante en el que se quitará la rejilla y se dejará que las dos aves se reúnan.

Es usual que una vez unidos macho y hembra de canarios se sucedan peleas entre los dos. El canaricultor, entonces, aparta al macho de nuevo y vuelve a intentar el apareamiento dos días después.

De no tomarse este recaudo, puesto que la hembra todavía no ha entrado en celo, los dos ejemplares pueden resultar con seriedad dañados.

Por semana de ocurrido el apareamiento, la hembra efectúa una puesta de entre tres y cinco huevos, a razón de a un huevo al día.

Una vez concluida la postura, la hembra incubará los huevos durante trece días; es recomendable que el macho continúe en la jaula con la hembra puesto que a lo largo del periodo de incubación esta prácticamente no abandonará el nido en ningún instante siendo el encargado de darle la nutrición pertinente a fin de que su estado de salud no se deteriore.

Pichones de canario en el nido.

Los pichones de canario al nacer están desnudos excepto un modesto plumón que cubre la parte trasera de la cabeza y el lomo.
Las crías crecen de forma veloz, siendo a los veinte días de edad del mismo tamaño de los progenitores y absolutamente emplumados, dando sus primeros paseos por la jaula.
Al mes ya se alimentan solas y es conveniente separarlas de los progenitores para que estos no los lastimen y para que puedan llevar adelante una segunda nidada.
Es usual que antes que se efectúe la separación la hembra haya efectuado ya la segunda puesta.

 

Quizás te interese leer sobre el pájaro jilguero.

 

Aves que quizás puedan ser de tu interés:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *