periquitos australianos

Periquito Verde – Información sobre el Periquito verde

Uno de los tipos de periquitos más extendidos sabiendo su color es el periquito verde. Varios de los fanáticos de estas aves se hacen con algún ejemplar de esta clase en la mayoría de los casos por la hermosura que le brinda el plumaje de esta tonalidad. Se encuentra dentro de los tipos de periquito australiano, que únicamente se distingue del resto por el color, obtenido después de los pertinentes cruces entre ejemplares que buscaba ofrecer con un ave con las singularidades del periquito verde.

Características del periquito verde

Las propiedades del periquito verde viven, primordialmente, en el colorido profundo de su plumaje, que le hace ser peculiar dentro de la familia de periquitos. Su tamaño es semejante a la diversidad de periquito habitual, con un tamaño de que no sobrepasa los 20 cm de cabeza a cola y no acostumbran pesar bastante más de 35 gramos.

Comportamiento del periquito verde

El accionar del periquito verde es muy sociable, con una destacable aptitud de relación con su dueño y con otros periquitos. Si en independencia acostumbran agruparse, en cautividad es habitual que hagan ver reticencias para quedarse solo. Por consiguiente, si deseas adoptar un ejemplar de esta clase, te sugerimos que no le dejes solo a lo largo de un largo tiempo porque tienen la posibilidad de deprimirse, algo que, en la situación de los periquitos, puede llevarle, inclusive, hasta la desaparición.

Cuidados básicos del periquito verde

Los cuidados básicos del periquito verde, más que nada, se fundamentan en otorgarle un espacio extenso para que se muevan con alguna independencia. Por el carácter sociable del periquito, si deseas hacerte con alguno, es preferible que te hagas con unos cuantos para que se entretengan cuando no estés en el hogar. En ese caso, deberás elegir por una jaula más espaciosa, de 60x60x40, para ofrecer cabida a estos ejemplares. Lo destacado es que la jaula incorpore una bandeja quitable, que garantiza más grande simplicidad para su limpieza sin la necesidad de abrir la puerta de la jaula. En este sentido, además puedes dejar que tu periquito verde vuele libremente por la vivienda cuando ya esté domesticado.

La jaula debe situarse en un sitio relajado con buena iluminación, que no someta al periquito a enormes cambios de temperatura, sin humedad y sin corrientes de aire. En relación a su nutrición, es semejante la del periquito habitual, con porciones de comida fría y seca, de esta forma como fruta, verdura, semillas o migas de pan. Otra sugerencia considerable es que le ofrezcas la comida en comedero y bebedero de acero inoxidable, que es el más destacable material para garantizar un óptimo estado de tu periquito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.