Perro obeso o con sobrepeso: ¿qué hacer?

La obesidad también puede afectar a los perros y causarles problemas de salud. Esto es lo que necesita saber para prevenir y tomar medidas.

Más allá de la simple obesidad, el riesgo de sobrepeso y obesidad es un problema recurrente en los perros. Si no se trata, pueden ocurrir complicaciones médicas, especialmente en las articulaciones. También se han identificado problemas cardíacos. ¿Cómo se debe responder a un perro obeso o con sobrepeso?

¿Qué causa la obesidad en los perros?

Al igual que con otras mascotas o humanos, existen varios factores que contribuyen a la obesidad en los perros. Una de las primeras causas es que estilo de vida sedentario. Esto implica que no se esfuerza lo suficiente y no realiza actividad física regular. Este tipo de necesidades no son las mismas para todas las razas. Los paseos diarios son suficientes para algunos animales, mientras que los deportes caninos son recomendables para otros. También hay otras razones por las que un perro puede ser obeso o tener sobrepeso:

También podemos hablar de los hábitos del dueño, por ejemplo si le da demasiada comida para picar entre horas.

¿Cuándo se considera obeso a un perro?

Que un perro vuelva a ser obeso o tenga sobrepeso depende de su raza. Entonces es necesario considerar su tamaño así como sus necesidades nutricionales. Infórmate de su peso ideal. Este último forma la base para estimar la intensidad de la obesidad.

Si el animal supera su peso ideal en un 15 a 20%, se dice que tiene sobrepeso. Si los valores medidos superan este valor inicial en un 30 a 40%, la obesidad es severa. Entre los síntomas fácilmente reconocibles, notamos la falta de un cinturón abdominal y un abdomen hinchado. La grasa eventualmente puede alojarse en la columna vertebral, la cola y los cuartos traseros.

¿Cómo hacer que un perro con sobrepeso pierda peso?

Para conseguir que un perro obeso o con sobrepeso pierda peso, primero hay que identificar la causa. Además, consulte a su veterinario para un diagnóstico de un profesional e implementar soluciones. En primer lugar, es importante revisar tu dieta para adaptarla a tus necesidades. Por ejemplo, existe la comida seca para perros esterilizados. Si es necesario, las cantidades deben reducirse.

Además, encuentra una actividad física para practicar con tu mascota. Asegúrese de considerar sus habilidades, así como sus áreas de interés. Un perro sedentario puede necesitar paseos y no solo salidas al jardín. No planifique metas a corto plazo. Debes tener paciencia y cambiar poco a poco los hábitos de un perro obeso o con sobrepeso. El seguimiento veterinario sigue siendo fundamental para asegurar la evolución de su estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *