Refresca a tu hámster cuando hace calor (ola de calor)

Te ofrecemos algunos consejos para proteger a tu mascota y evitar un golpe de calor.

Vigilar su comportamiento

El hámster no tolera bien las olas de calor, lo que puede afectar a su comportamiento. Varias señales pueden advertir al dueño del animal:

  • pérdida de apetito.
  • falta de energía.
  • dejando el nido.

A altas temperaturas (superiores a 25 °C), el riesgo de muerte sigue siendo alto. El hámster no puede sudar y por lo tanto no puede regular su temperatura interna. Así que es necesario hacer algunos ajustes.

Mantenga la jaula alejada del calor.

Durante una ola de calor, la jaula del hámster debe colocarse en el lugar más fresco de la casa. Puede colocar una taza de cerámica, una maceta de terracota o un piso de baldosas en la jaula. Esto permite que el hámster se proteja del calor.

No se recomienda usar un ventilador para enfriar a tu hámster. ¡El animal no tolera las corrientes de aire!

Aporta un poco de frescura al hámster

La botella debe llenarse con agua clara (temperatura ambiente). Eso sí, muchas veces es necesario controlar el nivel del agua y cambiar el agua del hámster varias veces al día. Es bueno saberlo: no use agua del refrigerador y no agregue cubitos de hielo. Esto podría causarle diarrea a tu hámster.

Para darle algo de frescor, puedes ponerle una botella de agua fresca en su jaula (envuelta en un calcetín para evitar el choque térmico). También puedes cubrir la jaula con un paño húmedo, teniendo cuidado de no bloquear el flujo de aire.

Advertencia: nunca le des un baño a tu hámster. ¡Podría ahogarse!

Cambia tu dieta

No dudes en dar preferencia a las frutas y verduras ricas en agua como la sandía, el pepino y otros melones. Eso sí, evita ciertos alimentos que son tóxicos para tu hámster: puerros, aguacate, lechuga… Si tienes alguna duda, ¡déjala!

Las proporciones deben permanecer apropiadas. Una «sobredosis» podría causarle diarrea a tu hámster. Es mejor darle estos alimentos poco a poco.

Finalmente, las frutas y verduras deben lavarse y dárselas al hámster a temperatura ambiente. También debe eliminar los núcleos, que a veces contienen cianuro. Si la comida no ha sido procesada, también tendrás que pelarla.

Ahora tienes todas las cartas en la mano para cuidar de tu mascota. En caso de duda, ¡no dudes en consultar a un veterinario rápidamente!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *